Saltar al contenido

Hidroterapia

fisioterapia acuatica

Fisioterapia Acuática: descubre todos sus beneficios

La hidroterapia, tabien llamada fisioterapia acuática, es un género de tratamiento efectuado con el soporte de un fisioterapeuta en una piscina de agua fría o caliente según se necesite. Esta terapia tiene por objeto rehabilitar físicamente a pacientes con diferentes trastornos o tratar a personas sanas, para potenciar entrenamiento o actividad física de bajo impacto, muy útil para embarazadas, que precisan rebajar el exceso de peso y el impacto en su cuerpo y de su bebe en el momento de practicar una actividad física.

Esta terapia usa instrumentos y pesos a fin de que el paciente se ejercite en un entorno con total ausencia de impacto pero con la resistencia del agua, logrando que el ejercicio sea ligero y también intenso al mismo tiempo.

Beneficios de la hidroterapia

Dado a que la fisioterapia acuática es un género de tratamiento que no daña el cuerpo del paciente, se aconseja exactamente en el caso de personas con problemas de movilidad o bien que no pueden recibir impactos con movimientos, como por ejemplo:

Trastornos neurológicos y motores

Los pacientes con deficiencia física o bien neurológica con frecuencia reciben la prescripción de esta clase de fisioterapia para complementar su evolución. Estos pacientes acostumbran a tener problemas para efectuar movimientos fuera del agua por el hecho de que no pueden mantener el equilibrio y no tienen fuerza muscular. En el agua se suprimen estos obstáculos, haciendo que los ejercicios sean considerablemente más eficaces, además resultan realmente agradables y ayudan al paciente a sentirse más cómodo.

Atletas lesionados

La fisioterapia acuática asimismo es muy recomendada en el proceso de rehabilitar a los atletas que han sufrido alguna lesión. Cuando el agua se calienta, ayuda a relajar los músculos y a efectuar los movimientos precisos con menos dolor, además de fortalecer los músculos y aumentar la movilidad de los movimientos poquito a poco.

Problemas articulares

Las personas que padecen inflamación de las articulaciones, como artritis, artrosis y gota, tienen gran dificultad para efectuar movimientos simples. En esta actividad en entorno acuático, estos movimientos se realizan de forma más simple pues no sienten el peso del cuerpo y la temperatura del agua mejora la circulacion sanguinea y ayuda a calmar el dolor.

Embarazadas y personas obesas

hidroterapia embarazo

Las embarazadas se favorecen mucho de esta práctica, por el hecho de que pueden efectuar una enorme variedad de ejercicios sin sentir el peso del vientre, lo que es excelente para evitar el dolor en las piernas, la espalda y las caderas, además de esto de prevenir la hinchazón al mejorar la circulación.

Lo mismo sirve para las personas obesas que desean o bien precisan efectuar actividades para reducir el peso y robustecer los músculos, pero no pueden hacerlo en un gimnasio debido al impacto que se genera.

fracturas de huesos

Las personas que se están recobrando de fracturas o bien cirugías en los huesos asimismo pueden hacer terapia acuática para ayudar a fortalecer la zona lesionada. Se realizan ejercicios para entrenar los músculos, calmar el dolor y devolver los movimientos normales.